sábado, julio 04, 2009

Que significa BENDECIR?????

La bendicion quiere decir; Bien decir. es, simplemente decir el bien hablar en positivo, nada mas
cuando uno bendice alguna cosa con ello lo aumentas, lo engrandeces todo... hasta si el telefono se compone si tu lo bendices se compone creelo ¡¡¡ Todo obedece a una bendicion un ejemplo es poner a dos plantitas y las riegas igual a las dos pero bendices solo a una todos los días y descubriras que la que no has bendecido solo regado estara mas marchita que la que has bendecido, aqui me recuerda el libro de Masaru emoto que habla en su libro
"Mensajes del Agua" de que si maldices o bendices el agua las moleculas se transforma de tal forma que aplica un principio de mentalismo de el verbo

El Verbo es una divina gracia de Dios. No existe error en su creación, sino en su utilización.
El Verbo puede construir naciones en unas cuantas horas , y sin embargo, puede destruir a un hombre en un segundo.
No escuchéis las "razones de la razón"
No utilizéis el Verbo para lanzar juicios, ya sean estos justos o injustos, buenos o malos: utilizadlo para que ayude a vuestro corazón a lanzar semillas de amor y armonía.
Antes de hablar, piensa no solo dos, sino, muchas veces y analiza cada una de tus palabras. Pregunta a tú espíritu si se adaptan a la sensibilidad de las demás personas, y sólo si tu corazón se siente inspirado ,habla y no pares hasta que el alma sienta que es suficiente.
Recuerda siempre que las palabras son un divino tesoro, que pueden inspirar al artista, estimular al cobarde, dar fe al que no tiene esperanza, hacer sonreír al triste, ver la verdad al errado, dar amor al que lo necesita. Utilizaréis este regalo de Dios, incluso hasta con los hermanos menores, como son, los animales , las plantas y hasta las cosas, que aunque no comprendan tus palabras, oirán su música de amor y amarán su propia armonía
Muchas veces existe un trecho muy grande entre lo que quieres decir y lo que dices. Con frecuencia los problemas en la tierra comenzaron así.
Habla lo necesario, lo trascendente, poniendo cada vez mayor atención en cada una de vuestras palabras.
HABLA CUANDO TUS PALABRAS SEAN TAN DULCES COMO EL SILENCIO.
SI LIMPIAS TUS MANOS ANTES DE COMER, LIMPIA TU ALMA ANTES DE HABLAR.
y despues se viene a mi mente LOS 4 ACUERDOS TOLTECAS en una parte dice SE IMPECABLE DE PALABRA... ósea hablamos de lo mismo. cuanto poder tenemos en nuetro verbo hablado y lo ignoramos... Te ofresco mi reflexion del dia de hoy con un amor infinito atte Lupita navarro.

viernes, julio 03, 2009

¿Que es un Masaje Sueco ?


El masaje sueco es el masaje tradicional europeo según el Dr. William Collinge. Los masajes europeos usan los sistemas occidentales de anatomía y fisiología. Fue desarrollado por Henrik Ling en 1830 en Suecia. A finales siglo pasado el masaje sueco fue introducido en los USA y se ha popularizado enormemente.
BENEFICIOS DEL MASAJE SUECO:

Relajamiento muscular
Mejora la circulación
Alivia el dolor debido a tensión muscular, desligamientos, ciática, y articulaciones duras.
Ayuda a recuperarse mas rápido en caso de maltrato a los tejidos musculares.

Estimula la piel y los nervios y relaja

Reduce el estrés


¿Como funciona?

El masaje sueco usa aceite para evitar la fricción con la piel. Idealmente este aceite debe ser calentado ligeramente antes de usarse. Tiene movimientos activos y pasivos. Usa varios movimientos y estos siempre son en contra de la circulación, dicho en otras palabras en dirección al corazón. Esto hace para estimular la circulación.

Durante el masaje sueco la persona que lo recibe usualmente esta desnuda aunque en algunas ocasiones si es deseado puede usar ropa interior, pero la persona esta siempre cubierta con una sabana y solo la pequeña área que se esta masajeando en ese momento queda expuesta.

Durante el masaje sueco pueden haber varias combinaciones de movimientos también los terapeutas algunas veces mueven los brazos, las piernas o la cabeza para mover las articulaciones. Los siguientes son movimientos clásicos de los masajes suecos:

1- Effleurage. Estos movimientos son a lo largo en la dirección del corazón. Ayudan a calmar el cuerpo, calentar y relajar los músculos. También ayuda distribuir el aceite en el cuerpo para los siguientes movimientos. Con este movimiento la persona que recibe el masaje se familiariza con el “toque” del masaje.
2- Petrissage. Estos movimientos son similares al de amasar (como cuando se hacen tortillas o tortas). Esto aumenta la circulación y profundamente relajante.

3- Presión de puntos. Esto se enfoca en puntos donde hay dolor cuando se presionan. El dolor al presionar indica estrés y tensión. Se usa principalmente el dedo pulgar para presionar.
4- Fricción profunda. Son movimientos circulares que alivian la tensión.
5- Rodillos. La terapeuta tomo un área pequeña de la piel y la “pellisca” suavemente. Como enrollando la piel.
6- Tapotement (percusión o palmaditas). Con las palmas de las manos cerradas y enroscadas la terapeuta gentilmente da palmaditas en la espalda o en otros músculo. Esto ayuda a energizar el cuerpo. Normalmente es casi al final del masaje.
7- cepillado con los dedos. Estos movimientos son muy suaves y son usados al final de un masaje completo. La terapeuta usa las punta de los dedos y los desliza sobre el cuerpo con una presión suave. Esto ayuda a calmar los nervios y relajar los músculos.

El masaje puede durar de 30 a 90 minutos.

¿Cuando Evitar Este Masaje?

El masaje sueco no se recomienda cuando se tiene fiebre, diarrea, vómitos, nausea, venas varicosas, o trombosis. En casos de alta presión o problemas en el corazón no se masajea el abdomen. Personas que sufren de fracturas o moretes también deben evitar el masaje.



Diferencias entre RECEPTOR, SENSITIVO, MEDIUM Y CANAL


RECEPTOR, SENSITIVO, MEDIUM Y CANAL.
ESTA CLASIFICACION ES A MODO DE METODO DIDACTICO PARA ENTENDER LOS DIVERSOS
GRADOS DE UNA CAPACIDAD NATURAL QUE TENEMOS TOOS LOS SERES QUE FORMAMOS
LA UNIDAD PERFECTA DEL COSMOS.

NORMALMENTE ESTOS TERMINOS SE CONFUNDEN, Y LA NORMALIDAD DE LAS PERSONAS
CREEN QUE SON LO MISMO. PERO NO LO SON EN LA PRACTICA.



RECEPTOR / TRANSMISOR:

TODOS LOS SERES SOMOS RECEPTORES Y TRANSMISORES DE ENERGIA,
DESDE UN ATOMO, HASTA LOS SERES MAS GRANDES DEL UNIVERSO.
CAPTAMOS EMOCIONES, CUANDO DESARROLLAMOS NUESTRO CUERPO EMOCIONAL,
ESTO OCURRE DESDE EL REINO VEGETAL
CAPTAMOS PENSAMIENTOS, CUANDO DESARROLLAMOS NUESTRO CUERPO MENTAL
CONCRETO. ESTO OCURRE DESDE EL REINO ANIMAL.
CAPTAMOS LO ASTRAL Y ETERICO, CUANDO DESARROLLAMOS LA MENTE ABSTRACTA.
ESTO OCURRE DESDE EL REINO HUMANO, ETC.

DAR Y RECIBIR, SON TAN NATURALES COMO INSPIRAR Y EXPIRAR. COMO LOS LATIDOS
DEL CORAZON.

NUMERO DE INDIVIDUOS: TODOS, Y REPRESENTAN PUNTOS DE LUZ DE UNA RED COSMICA.


SENSITIVO:

ES CUANDO A TRAVES DE LA INTUICION, LOGRAMOS CAPTAR MAS ALLA DE LO FISICO.
ESTO REQUIERE UN DESARROLO MAYOR DE LOS SENTIDOS QUE SON SIETE Y NO CINCO.
VER MAS ALLA DE LO OBVIO, SENTIR MAS ALLA, OIR MAS ALLA, SON LOGROS QUE SE
ALCANZAN POCO A POCO CON LA EVOLUCION ESPIRITUAL Y LA GUIA DEL YO DIVINO.
LA CONTEMPLACION ACTIVA AYUDA A DESARROLLAR UNA MAYOR SENSIBILIDAD HACIA
LA PARTE DIVINA DEL SER, NOS PERMITE SENTIR POR UNOS SEGUNDOS COMO LO HACE
UN MAESTRO ASCENDIDO. LOS ARTISTAS: MUSICOS, POETAS, PINTORES SON GRANDES
SENSITIVOS.


NUMERO DE INDIVIDUOS: VARIOS. Y REPRESENTAN HILOS DE LUZ QUE LO RELACIONAN TODO


MEDIUM:

ES UNA FORMA DE SERVIR COMO UN PUENTE ENTRE EL MUNDO MATERIAL Y LO ESPIRITUAL.
ESTO REQUIERE DE UNA PRACTICA Y PREPARACION ESPECIALES, NO CUALQUIERA PUEDE
SER UN BUEN MEDIUM, SI ES QUE, LA FINALIDAD DEL SERVICIO ES SERVIR A LAS FUERZAS
DEL BIEN. HAY VARIOS TIPOS DE MEDIUMNIDADES, DESTANCÁNDOSE EN ORDEN ASCENDENTE
LA MEDIUMNIDAD ESCRIBIENTE, LA MEDIUMNIDAD PARLANTE O DE TRANCE, Y LA MEDIUMNIDAD
CONCIENTE O TELEPATIA. ( SE LE DICTAN INSTRUCCIONES ).
LOS MEDIUMS PUEDEN RECIBIR ENSEÑANZAS DE NIVEL INTERMEDIO. DE LA CUARTA DIMENSION.
CUANDO EL MEDIUM ESTÁ BIEN GUIADO PUEDE OBRAR MARAVILLAS EN BIEN DE LA HUMANIDAD
AL SERVIR DE INSTRUMENTO DE LA DIVINIDAD. DE LO CONTRARIO SOLO SIRVE A LA PARTE ASTRAL
Y A SU PROPIO EGO.
A ESTE NIVEL SE COMIENZAN A DESARROLLAR LOS SENTIDOS SUPERIORES DE LA CLARIVIDENCIA
LA CLARIAUDIENCIA Y FACULTADES PARA SANAR ENFERMOS, ENTRE OTRAS.


NUMERO DE INDIVIDUOS: ALGUNOS. Y REPRESENTAN CORDONES DE LUZ QUE HACEN DE NEXOS.



CANALES DE LUZ:


EN ESTA SENCILLA CLASIFICACION, LOS CANALES REPRESENTAN EL MAXIMO DE DESARROLLO
DE UNA FACULTAD O DON NATURAL QUE TIENEN TODOS LOS SERES HUMANOS QUE HAN PODIDO
ALCANZAR O DESPERTAR A SU CONCIENCIA CRISTICA. SON SERES QUE HAN NACIDO CON ESA
MISION ESPECIFICA, HAN SIDO PREPARADOS DESDE ANTES DE NACER Y A TRAVES DE MUCHAS
VIDAS. NO OBSTANTE, LO QUE EN LA TIERRA ES UNA EXCEPCION, EN MUNDOS EVOLUCIONADOS
SON LA NORMALIDAD.

EL CANAL PUEDE HACER CONTACTO CON MAESTROS ASCENDIDOS Y SERES DE ALTA EVOLUCION
DESDE QUINTA DIMENSION DE CONCIENCIA O MAS. GENERALMENTE DEDICAN SU VIDA A APOYAR AL
MESIAS DEL PLANETA ( EL MAESTRO JESUS SANANDA ) Y SU GRAN IMPERSONALIDAD LOS HACE
SER MUY RESERVADOS, Y CAUTELOSOS, PUES CONOCEN DE LOS RIESGOS DE VIVIR EN MUNDOS
FISICOS COMO LA TIERRA, MANEJANDO GRAN CANTIDAD DE ENERGIA Y MOVIENDOSE EN EL AMOR.
GRANDES SERES HAN ALCANZADO LA ILUMINACION A TRAVES DE ESTE SERVICIO DE Y POR LA LUZ.

EXISTEN CANALES EN PREPARACION, CANALES ACTIVOS Y OTROS QUE TRABAJAN DESDE ESFERAS
SUPERIORES. LA TELEPATIA ES SU FORMA NORMAL DE COMUNICACION Y NO SOLO ESCUCHAN SINO
QUE PUEDEN VER ESCENAS COMPLETAS DE LA HISTORIA DE LA TIERRA ANTE ELLOS COMO EN UNA
PELICULA MENTAL. TIENEN UN ALTO DESARROLLO MORAL, ETICO, PACIFISTA Y DE LA VISUALIZACION.
CONOCEN Y TRABAJAN CON LAS ENERGIAS DE LOS SIETE RAYOS.


NUMERO DE INDIVIDUOS: MUY POCOS. Y REPRESENTAN VERDADEROS RIOS DE LUZ DONDE LOS
MAESTROS ASCENDIDOS Y HERMANOS MAYORES DEL ESPACIO, PUEDEN VACIAR SU SABIDURIA.

--
Mahatma Gandhi escribe sobre los Siete Pecados Capitales del mundo:

- Riqueza sin trabajo
- Placer sin conciencia
- Conocimiento sin utilidad
- Comercio sin moralidad
- Ciencia sin humildad
- Adoración sin sacrificio
- Política sin principio

Autora Rosy pleyades...gracias Amiga x compartir todo lo que sabes y sientes..Tkm

jueves, julio 02, 2009

Ashtar Sheran en la Canalización Pública de Kryon del 06.05.2009


Yo soy Ashtar Sheran, el Mensajero de la Paz. Yo soy la luz, el amor. Saludo a cada uno de vosotros con las palabras OMAR TA SATT.

Observamos los eventos del Planeta. Observamos a los Seres Humanos y te observamos a ti. Te vemos y te reconocemos. Ahora, justo en este momento empieza a fluir la corriente de energía y si estás preparado te fluirán las energías de la paz.

Se ha producido un gran cambio en el Planeta. Se ha activado la tercera fase del cuerpo de luz en la vibración basica del Planeta. Han cambiado y seguirán cambiando muchas cosas. Ya ahora puedes sentirlo en tu alma en tu interior, allí donde no esta tu mente en casa. Por eso unificate con una profunda respiración. Aparta todo y entrégate a las energías que son tan fuertes en estos momentos y tan importantes para ti. Porque lo vemos, podemos ver tu alma. Unifica todos tus chakras, expándete y siente la grandeza, la divinidad dentro de ti. Se consciente de quien eres y lo maravilloso que eres.

La activación de la 3ª fase del cuerpo de luz tiene muchos significados para todos los Seres Humanos del Planeta, pero sobre todo para el consciente de Lady Gaia. La 3ª fase del cuerpo de luz, cuya energía se ha activado, no significa automáticamente que cada ser humano se encuentra en esta fase del cuerpo de luz. Pero de este modo tiene cada ser humano en la Tierra la posibilidad de activar su tercera fase del cuerpo de luz y esto puede suceder de forma muy rápida. Puede suceder a través de la intención, con una respiración. Puede suceder mientras que un ser humano ama profundamente. Puede ser en la alegria, en la nostalgia y sucede muy deprisa. Esto significa para cada uno que ha llegado a esta fase del cuerpo de luz, pero también para aquellos que desde hace tiempo ha llegado, que se producen cambios. Justo tú, que eres tan sensitivo ya habrás notado que tus sensaciones están cambiando y que se manifiestan rapidamente en cada dirección que diriges tu mente.

Ser de Luz Chakras Energía

En tiempos pasados era posible oprimir los impulsos que el alma transmitia a la mente. Esto ya no será posible con la tercera fase del cuerpo de luz. El alma reclama su verdad, el reconocimiento de lo que eres. El alma quiere ser reconocida completamente.

El alma ya no podrá almacenar nada como en tiempos pasados. El alma lo reenviará y lo sentirás como sensación y emoción. Muchos Seres Humanos que vayan encontra de esto sentirás los síntomas corporales. Sin embargo, los Seres Humanos tendrán más bien síntomas del alma porque muchos Seres Humanos no comprenden que el alma es la expresión de su Divinidad. Tu eres el alma y no solo tienes el derecho de cumplir los deseos de tu alma, sino que también tienes deber de hacer esto.

Recuerda los tiempos pasados. ¿Cuántas veces intentas hacer felices a los demás y te descuidas a ti mismo? Aquí no se trata de no ayudar a otras personas, sino que se trata más bien que justamente tu, que muchos aquí dan tanto. El hecho de dar, creer que la responsabilidad es tuya, lo has hecho durante tantos años. Pero tu alma te mostrará un camino para cambiar esto, porque tiene que haber una compensación. No es suficiente ser solo el que da, sino que también deberias aceptar ayuda. Este equilibrio es para tu alma muy importante y este conocimiento también es muy importante. Eres un Ser Humano Divino y te mereces aceptar todos los regalos que te traemos. Tambien es el tiempo que tu alma te mostrará que la verdad siempre se busca su camino. Ahora puedes tomar la decisión, porque tienes la elección de cómo tratar esta nueva energia de la 3ª fase del cuerpo de luz. Decide utilizarla para unificar tu energia masculina y femenina.

Al principio es muy dificil para muchos de vosotros, porque naturalmente significa esto que de nuevo se producirán sintomas del cuerpo de luz. Pero quiero volver a repetir lo que ya os hemos dicho: esto significa la vida. Cada sintoma del cuerpo de luz te hace avanzar hacia la Veracidad.

Siente, como la energía de la paz fluye ahora dentro de ti. Los cambios externos se pueden ver casi por todas partes y los Seres Humanos los perciben. Ya no pueden cerrar los ojos, pero los cambios internos también se tiene que ver. Acepta todos los cambios que te muestra tu alma. De esto modo sentirás una gran ligereza con estas energías y no las rechazarás.

Os movéis en la energía del Nuevo Tiempo y esta fase de ascensión, así como nosotros la llamamos, se lleva a cabo en tres ondas. Vosotros os encontráis en medio de la tercera onda y esta es fuerte y mueve todo. Pero finalmente esta es la onda que te llevará a la Nueva Energía.

Entra en la profunda intención y como por si mismo se abren todos tus canales. Ahora te traeremos estas energias compensadoras. Respiralas con la luz del amor.

Cuando las energías magnéticas del Nuevo Tiempo fluyan al Planeta, tienen que producirse los cambios. Desde hace mucho tiempo ya os hemos dicho que las viejas estructuras ya no se pueden mantener. Muchas estructuras están colapsando y se puede sentir el nuevo comienzo. Tu perteneces a los que no cierran los ojos y yo te digo que lo que sucede es algo tan maravilloso que va mucho más allá de tu comprensión. Estos cambios en el exterior asi como en el interior son necesarios. Muchos Seres Humanos sienten una sensación de pena cuando cierran los ojos y no saben el motivo. Nosotros sabemos que es una profunda nostalgia del alma para reconocerse y percibirse como ese ser divino que verdaderamente es.

Pero muchos Seres Humanos siguen cerrando los ojos. No quieren ver ni reconocer que el alma no permite ninguna elección. De algun modo te habla el alma y pronuncia palabras claras y así veréis que muchos Seres Humanos tendrás problemas del alma proximamente. Y seria tan facil todo. Creedme, cerrar los ojos cuesta más trabajo y energia que mantenerlos abierto y reconocer.

Justo en este momento, ahora, se está produciendo una transmisión. La energía que se transmite, equilibra la parte masculina y la femenina, tranquiliza tu plano emocional y tiene efectos estabilizadores en todo tu sistema.

Cuando los Arcturianos activaron la tercera fase del cuerpo de luz, se produjo un terremoto. De este modo podéis ver como Lady Gaia reacciona y cómo se libera de la densidad de la energía. No lo podemos repetir suficientemente, lo importante que es en este tiempo, tener una mente clara, desconectarse del colectivo y crearse libertad. La libertad de todas las obligaciones que te han impuesto, que tal vez te han acompañado durante toda tu vida. Amor significa Libertad, Libertad dentro de ti. Y siguien fluyendo estas maravillosas energías dentro de ti y cuanto más te relajes, más profundamente pueden tener efectos en ti.

A lo que se refiere con la Activación de la 3ª fase del cuerpo de luz es que también habrá grandes cambios en vuestro sistema escolar. Veréis como vuestros niños ya no se adaptan a este viejo sistema escolar, porque estos niños activan en si mismos con cada respiración la 3ª fase del cuerpo de luz y se reconocen. Quieren liberarse de las obligaciones y ni siquiera asumirlas. Estos son los niños tan importantes para la Nueva Energía y para el Nuevo Tiempo. Estos niños son altamente inteligentes en el plano emocional y siguen el llamado de su alma, no de su mente. No se dejan presionar en un esquema y tal vez esto requiera mucha energia por parte de los padres y yo os digo: son los niños de este Nuevo Tiempo.

En la Técnica también se producirán algunos defectos debido a las corrientes de las energías. A menudo colapsará vuestro sistema de computadora sin motivo alguno. Esto también es parte de los cambios. Pero la Nueva Energía fluye sin parar y la vieja energía se vuelve más suave. La energía más alta contiene el amor, la verdad y la veracidad. Rompen todas las ataduras y te conviertes en lo que eres. Este Planeta contiene tantas bellezas y esta belleza tambien la reconocerás tu.

Si tienes grandes dificultades con tus síntomas del cuerpo de luz, puedes llamar en cada momento a Ashtar Sheran o también al Ángel Gabriel. Estas energías calman los sintomas, pero reconoce los sintomas como regalos para ti y para el Planeta.

Nosotros observamos los eventos y estamos en cada momento preparados. Cada Ser Humano que está preparado para sentirnos también lo hará. Los pensamientos se manifiestan muy rapidamente en esta Nueva Energía. La fuerza creadora tiene efectos cada vez más profundos. Muchos de vosotros que tienen un alto consciente, a los que llamamos Pioneros, tendréis grandes encuentros. Porque más que nunca antes, cada ser se dará a reconocer.

Siente la abundancia, la energía que te llega. Si en el pasado has tomado muchas decisiones desde tu mente, observarás ahora que tu alma te da impulsos muy profundos y cada vez decidirás más con tu intuición, con tu divinidad. Si en el pasado has sentido miedo y preocupación porque tu mente ha sido más fuerte que tu intuición, podrás comprobar ahora que tu intuición es más fuerte y que el miedo de tu mente ya no puede mantenerse debido a las altas energías.

Muchas relaciones humanas también van a cambiar, porque también te enviará impulsos tu alma. Si hasta ahora has sido timido, esto va a cambiar. Tu alma te mostrará que tu también tienes el permiso de ser como eres. Las muchas máscarás que tienen los Seres Humanos son eliminadas con las luminosas energías, pero lo que está llegando es tan bello. Porque la verdad y el ser divino siempre son bellos.

Para Ashtar Sheran es muy importante que hayáis acogido los mensajes en vuestro alma. Volved a escuchar las palabras: Los niños activan con una respiración la 3ª fase del cuerpo de luz.

Ahora vamos a finalizar con la transmisión de forma muy suave y por eso os pide Ashtar Sheran que os conectéis con el colectivo a la Madre Tierra. Vosotros los portadores de la luz y a través de vosotros hacemos que llegue la energía armonizadora a Lady Gaia. Así os utilizamos como canal. Esto sucede ahora.


(Transmisión de las energías armonizadoras a Lady Gaia)

Por vuestra ayuda os dice Ashtar Sheran AN’ANASHA y antes de que se retire Ashtar Sheran quiero recordaros lo importante que es conectarse con su propio origen, porque de este recibes la conexion con la Tierra en el plano espiritual y esto es muy imporante en este tiempo.

AN’ANASHA

Alemania

www.escuelakryon.com

copyright by Sabine Wenig

Canalización Pública de Kryon del 06.05.2009

¿Porque nuestro planeta se llama GAIA?


¿QUE ES GAIA?

La siguiente descripción ha sido transcrita del sitio web GaiaSur.

En la década de 1970, el Dr. James Lovelock fue contratado para diseñar pruebas químicas de detección de vida. Las mismas serían montadas en una futura sonda a enviar al planeta Marte. En el curso de esta tarea, se hizo necesario definir qué es la vida en un sentido más amplio que como puede ser reconocida en nuestro planeta Tierra. Lovelock elaboró así una posible definición operativa: se podría considerar "vivo" a cualquier sistema que genere y mantenga sub-sistemas internos que le ayuden a ordenarse y mantener constantes sus condiciones internas (capacidad de homeóstasis).

Una de las conclusiones de esta definición es que los seres vivos pueden mantenerse en un estado constante, llamado estado estacionario, que es distinto del equilibrio.

En investigaciones posteriores, el Dr. Lovelock observó que ciertas variables fisicoquímicas de nuestro planeta (la salinidad de los mares, la composición y temperatura atmosférica, etc.) mantienen valores constantes (estacionarios) pero que no son los de equilibrio. El Dr. Lovelock sugirió entonces, que las interacciones de los seres vivos entre sí y con su entorno eran las responsables del mantenimiento de dichos estados estacionarios.

Entonces, si consideramos "vivos" a aquellos sistemas que mantienen estados estacionarios diferentes del equilibrio termodinámico, generando y manteniendo sistemas ad hoc, si las condiciones "internas" de la Tierra se mantienen constantes (y lejos de su equilibrio), y si parece que ciertas variables ambientales importantes de la Tierra se mantienen sus valores constantes merced a los seres vivos y sus interacciones, entonces...

...el planeta Tierra puede ser considerado un ser vivo.

El Dr. Lovelock es un tipo sumamente creativo y poético. En vez de llamar a su teoría "Homeóstasis de las variables físico-químicas terrestres y sus interrelaciones etc. etc. ..." la llamó Teoría de Gaia, en recuerdo de Gaea, la diosa tierra de los griegos, análoga a la Pacha Mama latinoamericana.

Según la teoría de Gaia, las condiciones actualmente reinantes en el planeta no son el mero resultado de reacciones físico-químicas sino que son mantenidas así por el conjunto de seres vivos del planeta (la biósfera) y la interacción con su entorno.

Podríamos explicar esto con una analogía simple entre el planeta y nuestro propio cuerpo de humanos. Cada especie sería entonces análoga a un "órgano" y la interacción entre éstos mantendría nuestra temperatura (a pesar del frío exterior), nuestro pH y nivel de azúcar en sangre (a pesar de que la ingesta de alimentos varía en su composición), etc., así como la salinidad de los mares, la temperatura y composición de la atmósfera, etc. en la Tierra.

Sin embargo, los humanos somos mucho más que un montón de órganos: el todo es más que la suma de sus partes.

Según esta visión, todos estamos relacionados y la desaparición de una especie es una tragedia para todas las demás, tanto como la pérdida de un órgano es terrible para nuestro propio organismo.

Este enfoque, que parece pecar de exceso filosófico, no desestima los enfoques pragmáticos sino todo lo contrario, los potencia. Desde un punto de vista utilitario (la genética y sus aplicaciones en medicina por ejemplo), la desaparición de una especie animal o vegetal y su genoma (conjunto de genes) significa la pérdida de millones de posibles tesoros aún desconocidos. También explica por qué hay temas que requieren un enfoque interdisciplinario para ser abordados con éxito.

Entre otras cosas, esta teoría justifica no sólo la apreciación, sino la necesidad de la diversidad para mantener el estado estacionario global, ya que cada especie cumple una o más funciones particulares dentro de la sinfonía global.

El libro Perdido de Enki.....


INTRODUCCIÓN

Hace unos 445.000 años, astronautas de otro planeta llegaron a la Tierra en busca de oro.


Tras amerizar en uno de los mares de la Tierra, desembarcaron y fundaron Eridú, «Hogar en la Lejanía». Con el tiempo, el asentamiento inicial se extendió hasta convertirse en la flamante Misión Tierra, con un Centro de Control de Misiones, un espaciopuerto, operaciones mineras e, incluso, una estación de paso en Marte.


Escasos de mano de obra, los astronautas utilizaron la ingeniería genética para darle forma a los Trabajadores Primitivos - el Homo sapiens. Más tarde, el Diluvio barrió la Tierra en una inmensa catástrofe que hizo necesario un nuevo comienzo; los astronautas se convirtieron en dioses y le concedieron la civilización a la Humanidad, transmitiéndosela a través del culto. Después, hace unos cuatro mil años, todo lo conseguido se desmoronó en una catástrofe nuclear provocada por los visitantes en el transcurso de sus propias rivalidades y guerras.


Todo lo ocurrido en la Tierra, y especialmente los acontecimientos acaecidos desde el inicio de la historia del ser humano, lo ha recogido Zecharia Sitchin en su serie de Crónicas de la Tierra, a partir de la Biblia, de tablillas de arcilla, de mitos de la antigüedad y de descubrimientos arqueológicos. Pero, ¿qué ocurrió antes de los acontecimientos en la Tierra, qué ocurrió en el propio planeta de los astronautas, Nibiru, que les llevó a los viajes espaciales, a su necesidad de oro y a la creación del Hombre?


¿Qué emociones, rivalidades, creencias, morales (o ausencia de éstas) motivaron a los principales protagonistas en las sagas celestes y espaciales? ¿Cuáles fueron las relaciones que llevaron a una escalada de la tensión en Nibiru y en la Tierra, qué tensiones surgieron entre viejos y jóvenes, entre los que habían llegado de Nibiru y los nacidos en la Tierra? ¿Y hasta qué punto lo sucedido vino determinado por el Destino -un destino cuyo registro de acontecimientos del pasado guarda la clave del futuro?


¿No sería prometedor que uno de los principales protagonistas, un testigo presencial que podía distinguir entre Suerte o Hado y Destino, registrara para la posteridad el cómo, el dónde, el cuándo y el porqué de todo, los Principios y los Finales?
Pues eso es, precisamente, lo que algunos de ellos hicieron; ¡y entre los principales de éstos estuvo el líder que comandó el primer grupo de astronautas!


Tanto expertos como teólogos reconocen en la actualidad que los relatos bíblicos de la Creación, de Adán y Eva, del Jardín del Edén, del Diluvio o de la Torre de Babel se basaron en textos escritos milenios antes en Mesopotamia, en especial escritos por los sumerios. Y éstos, a su vez, afirmaban con toda claridad que obtuvieron sus conocimientos acerca de lo acontecido en el pasado (muchos de ellos de una época anterior al comienzo de las civilizaciones, incluso anterior al nacimiento de la Humanidad) de los escritos de los Anunnaki («Aquellos Que del Cielo a la Tierra Vinieron»), los «dioses» de la antigüedad.


Como resultado de un siglo y medio de descubrimientos arqueológicos en las ruinas de las civilizaciones de la antigüedad, especialmente en Oriente Próximo, se han descubierto un gran número de estos primitivos textos; los hallazgos han revelado un gran número de textos desaparecidos -los llamados libros perdidos- que, o bien se mencionaban en los textos descubiertos, o se inferían a partir de ellos, o era conocida su existencia debido que habían sido catalogados en las bibliotecas reales o de los templos.


En ocasiones, los «secretos de los dioses» se revelaron en parte en relatos épicos, como en la Epopeya de Gilgamesh, que desvelan el debate que tuvo lugar entre los dioses y que llevó a la decisión de que la Humanidad pereciera en el Diluvio, o en un texto titulado Atra Hasis, que recuerda el motín de los Anunnaki que trabajaban en las minas de oro y que llevó a la creación de los Trabajadores Primitivos -los Terrestres. De cuando en cuando, los mismos líderes de los astronautas fueron los que crearon las composiciones; a veces, dictando el texto a un escriba, como en el titulado La Epopeya de Erra, en el cual uno de los dos dioses que desencadenaron la catástrofe nuclear intentó inculpar a su adversario; a veces, haciendo de escriba el mismo dios, como ocurre con el Libro de los Secretos de Thot (el dios egipcio del conocimiento), que el mismo dios había ocultado en una cámara subterránea.


Según la Biblia, cuando el Señor Dios Yahveh le dio los Mandamientos a su pueblo elegido, los inscribió en un principio por su propia mano en dos tablas de piedra que le entregó a Moisés en el Monte Sinaí. Pero, después de que Moisés arrojara y rompiera estas tablas como respuesta al incidente del becerro de oro, las nuevas tablas las inscribió el mismo Moisés, por ambos lados, mientras permaneció en el monte durante cuarenta días y cuarenta noches, tomando al dictado las palabras del Señor.


Si no hubiera sido por un relato escrito en un papiro de la época del faraón egipcio Khufu (Keops) concerniente al Libro de los Secretos de Thot, no se habría llegado a conocer la existencia de ese libro. Si no hubiera sido por las narraciones bíblicas del Éxodo y el Deuteronomio, nunca habríamos sabido nada de las tablas divinas ni de su contenido; todo esto se habría convertido en parte de la enigmática colección de los «libros perdidos» cuya existencia nunca habría salido a la luz. Y no resulta tan doloroso el hecho de que, en algunos casos, sepamos que hayan existido determinados textos, como que su contenido permanezca en la oscuridad. Éste es el caso del Libro de las Guerras de Yahveh y del Libro de Jasher (el «Libro del Justo»), que se mencionan específicamente en la Biblia. En al menos dos casos, se puede inferir la existencia de libros antiguos (textos primitivos conocidos por el narrador bíblico).

l capítulo 5 del Génesis comienza con la afirmación «Éste es el libro del Toledoth de Adán», traduciéndose normalmente el término Toledoth como «generaciones», pero su significado más preciso es «registro histórico o genealógico». De hecho, a lo largo de milenios, han sobrevivido versiones parciales de un libro que se conoció como el Libro de Adán y Eva en armenio, eslavo, siriaco y etíope; y el Libro de Henoc (uno de los llamados libros apócrifos que no se incluyeron en la Biblia canónica) contiene fragmentos que, según los expertos, pertenecieron a un libro mucho más antiguo, el Libro de Noé.


Un ejemplo que se menciona con frecuencia sobre el gran número de libros perdidos es el de la famosa Biblioteca de Alejandría, en Egipto. Fundada por el general Tolomeo tras la muerte de Alejandro en el 323 a.C, se dice que contenía más de medio millón de «volúmenes», de libros inscritos en diversos materiales (arcilla, piedra, papiro, pergamino). Aquella gran biblioteca, donde los eruditos se reunían para estudiar el conocimiento acumulado, se quemó y fue destruida en las guerras que se desarrollaron entre el 48 a.C. y la conquista árabe, en el 642 d.C. Lo que ha quedado de sus tesoros es una traducción al griego de los cinco primeros libros de la Biblia hebrea, y fragmentos que se conservaron en los escritos de algunos de los eruditos residentes de la biblioteca.


Y es así como sabemos que el segundo rey Tolomeo comisionó, hacia el 270 a.C, a un sacerdote egipcio al que los griegos llamaron Manetón para que recopilara la historia y la prehistoria de Egipto. Al principio, escribió Manetón, sólo los dioses remaron allí; luego, los semidioses y, finalmente, hacia el 3100 a.C, comenzaron las dinastías faraónicas. Escribió que los reinados divinos comenzaron diez mil años antes del Diluvio y que se prolongaron durante miles de años, presenciándose en el último período batallas y guerras entre los dioses.


En los dominios asiáticos de Alejandro, donde el cetro cayó en manos del general Seleucos y de sus sucesores, también tuvo lugar un empeño similar por proporcionar a los sabios griegos un registro de los acontecimientos del pasado. Un sacerdote del dios babilónico Marduk, Beroso, con acceso a las bibliotecas de tablillas de arcilla, cuyo centro era la biblioteca del templo de Jarán (ahora en el sudeste de Turquía), escribió una historia de dioses y hombres en tres volúmenes que comenzaba 432.000 años antes del Diluvio, cuando los dioses llegaron a la Tierra desde los cielos. En una lista en la que figuraban los nombres y la duración de los reinados de los diez primeros comandantes, Beroso decía que el primer líder, vestido como un pez, llegó a la costa desde el mar. Era el que le daría la civilización a la Humanidad, y su nombre, pasado al griego, era Oannes.


Encajando muchos detalles, ambos sacerdotes hicieron entrega de relatos de dioses del cielo que habían venido a la Tierra, de un tiempo en que sólo los dioses reinaban en la Tierra y del catastrófico Diluvio. En los trozos y en los fragmentos conservados (en otros escritos contemporáneos) de los tres volúmenes, Beroso daba cuenta específicamente de la existencia de escritos anteriores a la Gran Inundación -tablillas de piedra que se ocultaron para salvaguardarlas en una antigua ciudad llamada Sippar, una de las ciudades originales que fundaran los antiguos dioses.


Aunque Sippar fue arrollada y arrasada por el Diluvio, al igual que el resto de las ciudades antediluvianas de los dioses, apareció una referencia a los escritos antediluvianos en los anales del rey asirio Assurbanipal (668-633 a.C). Cuando, a mediados del siglo XIX los arqueólogos descubrieron la antigua capital asiría de Nínive (hasta entonces, conocida sólo por el Antiguo Testamento), hallaron en las ruinas del palacio de Assurbanipal una biblioteca con los restos de alrededor de 25.000 tablillas de arcilla inscritas. Coleccionista asiduo de «textos antiguos», Assurbanipal hacía alarde en sus anales:

«El dios de los escribas me ha concedido el don del conocimiento de su arte; he sido iniciado en los secretos de la escritura; incluso puedo leer las intrincadas tablillas en sumerio; entiendo las palabras enigmáticas cinceladas en la piedra de los días anteriores a la Inundación».

Sabemos ahora que la civilización sumeria floreció en lo que es ahora Iraq casi un milenio antes de los inicios de la época faraónica en Egipto, y que ambas serían seguidas posteriormente por la civilización del Valle del Indo, en el subcontinente indio. También sabemos ahora que los sumerios fueron los primeros en plasmar por escrito los anales y los relatos de dioses y hombres, de los cuales todos los demás pueblos, incluidos los hebreos, obtuvieron los relatos de la Creación, de Adán y Eva, Caín y Abel, el Diluvio y la Torre de Babel; y de las guerras y los amores de los dioses, como se reflejaron en los escritos y los recuerdos de los griegos, los hititas, los cananeos, los persas y los indoeuropeos. Como atestiguan todos estos antiguos escritos, sus fuentes fueron aún más antiguas; algunas descubiertas, muchas perdidas.


El volumen de estos primitivos escritos es asombroso; no miles, sino decenas de miles de tablillas de arcilla se han descubierto en las ruinas del Oriente Próximo de la antigüedad. Muchas tratan o registran aspectos de la vida cotidiana, como acuerdos comerciales o salarios de los trabajadores, o registros matrimoniales. Otros, descubiertos principalmente en las bibliotecas palaciegas, conforman los Anales Reales; otros más, descubiertos en las ruinas de las bibliotecas de los templos o en las escuelas de escribas, conforman un grupo de textos canónicos, de literatura sagrada, que se escribieron en lengua sumeria y se tradujeron después al acadio (la primera lengua semita) y, más tarde, a otras lenguas de la antigüedad. E, incluso, en estos escritos primitivos, que se remontan a casi seis mil años, encontramos referencias a «libros» (textos inscritos en tablillas de piedra) perdidos.


Entre los hallazgos increíbles (pues decir «afortunados» no transmitiría plenamente la idea de milagro) realizados en las ruinas de las ciudades de la antigüedad y en sus bibliotecas, se encuentran unos prismas de arcilla donde aparece información de los diez soberanos antediluvianos y de sus 432.000 años de reinado, una información a la que ya aludía Beroso. Conocidas como las Listas de los Reyes Sumerios (y exhibidas en el Museo Ashmolean de Oxford, Inglaterra), sus distintas versiones no dejan lugar a duda de que los compiladores sumerios tuvieron acceso a cierto material común o canónico de textos primitivos. Junto con otros textos, igualmente antiquísimos, descubiertos en diversos estados de conservación, estos textos sugieren rotundamente que el cronista original de la Llegada, así como de los acontecimientos que la precedieron y la siguieron, había sido uno de aquellos líderes, un participante clave, un testigo presencial.


Ese testigo presencial de los acontecimientos y participante clave en ellos era el líder que había amerizado con el primer grupo de astronautas. En aquel momento, su nombre-epíteto era E.A., «Aquel Cuyo Hogar Es Agua», y sufrió la amarga decepción de que el mando de la Misión Tierra se le diera a su hermanastro y rival EN.LIL («Señor del Mandato»), una humillación que no quedaría suficientemente mitigada con la concesión del título de EN.KI, «Señor de la Tierra».

Relegado de las ciudades de los dioses y de su espaciopuerto en el E.DIN («Edén») para supervisar la extracción de oro en el AB.ZU (África sudoriental), Ea/Enki fue, además de un gran científico, el que descubrió a los homínidos que habitaban aquellas zonas. Y, de este modo, cuando se amotinaron y dijeron «¡Ya basta!» los Anunnaki que trabajaban en las minas, fue él quien pensó que la mano de obra que necesitaban se podía conseguir adelantándose a la evolución por medio de la ingeniería genética; y así apareció el Adam (literalmente, «El de la Tierra», el Terrestre). Como híbrido que era, el Adán no podía procrear; pero los acontecimientos de los que se hace eco el relato bíblico de Adán y Eva en el Jardín del Edén dan cuenta de la segunda manipulación genética de Enki, que añadió los genes cromosómicos extras necesarios para la procreación.

Y cuando la Humanidad, al proliferar, resultó no adecuarse a lo que tenían previsto los dioses, fue él, Enki, el que desobedeció el plan de su hermano Enlil de dejar que la Humanidad pereciera en el Diluvio, unos acontecimientos en los que el héroe humano recibió el nombre de Noé en la Biblia, y Ziusudra en el texto sumerio original, más antiguo.
Ea/Enki era el primogénito de Anu, soberano de Nibiru, y como tal estaba versado en el pasado de su planeta (Nibiru) y de sus habitantes. Científico competente, Enki legó los aspectos más importantes de los avanzados conocimientos de los Anunnaki a sus dos hijos, Marduk y Nin-gishzidda (que, como dioses egipcios, eran conocidos allí como Ra y Thot respectivamente). Pero también jugó un papel fundamental al compartir con la Humanidad ciertos aspectos de tan avanzados conocimientos, enseñándoles a individuos seleccionados los «secretos de los dioses».

En al menos dos ocasiones, estos iniciados plasmaron por escrito (tal como se les indicó que hicieran) aquellas enseñanzas divinas como legado de la Humanidad. Uno de ellos, llamado Adapa, y probablemente hijo de Enki con una hembra humana, es conocido por haber escrito un libro titulado Escritos referentes al Tiempo -uno de los libros perdidos más antiguos. El otro, llamado Enmeduranki, fue con toda probabilidad el prototipo del Henoc bíblico, aquel que fue elevado al cielo después de confiar a sus hijos el libro de los secretos divinos, y del cual posiblemente haya sobrevivido una versión en el extrabíblico Libro de Henoch.


A pesar de ser el primogénito de Anu, Enki no estaba destinado a ser el sucesor de su padre en el trono de Nibiru. Unas complejas normas sucesorias, reflejo de la convulsa historia de los nibiruanos, le daba ese privilegio al hermanastro de Enki, Enlil. En un esfuerzo por resolver este agrio conflicto, Enki y Enlil terminaron en una misión en un planeta extraño -la Tierra-, cuyo oro necesitaban para crear un escudo que preservara la cada vez más tenue atmósfera de Nibiru. Fue en este marco, complicado aún más con la presencia en la Tierra de su hermanastra Ninharsag (la oficial médico jefe de los Anunnaki), donde Enki decidió desafiar los planes de Enlil de hacer que la Humanidad pereciera en el Diluvio.


El conflicto siguió adelante entre ambos hermanastros, e incluso entre sus nietos; y el hecho de que todos ellos, y especialmente los nacidos en la Tierra, se enfrentaran a la pérdida de longevidad que el amplio período orbital de Nibiru les proporcionaba incrementó aún más las angustias personales y agudizó las ambiciones. Y todo esto culminó en el último siglo del tercer milenio a.C, cuando Marduk, primogénito de Enki con su esposa oficial, proclamó que él, y no el primogénito de Enlil, Ninurta, debía heredar la Tierra. El amargo conflicto, que supuso el desarrollo de una serie de guerras, llevó al final a la utilización de armas nucleares; aunque no intencionado, el resultado de todo ello fue el hundimiento de la civilización sumeria.


La iniciación de individuos escogidos en los «secretos de los dioses» marcó los inicios del Sacerdocio, los linajes de mediadores entre los dioses y el pueblo, los transmisores de la Palabra Divina a los mortales terrestres. Los oráculos (interpretaciones de los pronunciamientos divinos) se mezclaron con la observación de los cielos en busca de augurios. Y a medida que la Humanidad se vio arrastrada a tomar parte en los conflictos de los dioses, la Profecía comenzó a jugar su papel. De hecho, la palabra para designar a estos portavoces de los dioses que proclamaban lo que iba a pasar, Nabih, era el epíteto del hijo primogénito de Marduk, Nabu, que en nombre de su padre, exiliado, intentó convencer a la Humanidad de que los signos celestes indicaban la inminente supremacía de Marduk.


Este estado de cosas llevó a la necesidad de diferenciar entre Suerte y Destino. Las promulgaciones de Enlil, y a veces incluso de Anu, que siempre habían sido incuestionables, se veían sujetas ahora al examen de la diferencia entre NAM (el Destino, como las órbitas planetarias, cuyo curso está determinado y no se puede cambiar) y NAM.TAR, literalmente, el destino que puede ser torcido, roto, cambiado (que era la Suerte o el Hado). Revisando y rememorando la secuencia de los acontecimientos, y el paralelismo aparente entre lo que había sucedido en Nibiru y lo que había ocurrido en la Tierra, Enki y Enlil comenzaron a ponderar filosóficamente lo que, ciertamente, estaba destinado y no se podía evitar, y el hado que venía como consecuencia de decisiones acertadas o equivocadas y del libre albedrío. Éstas no se podían predecir, mientras que las primeras se podían anticipar (especialmente, si eran cíclicas, como las órbitas planetarias; si lo que fue volvería a ser, si lo Primero también sería lo Último).


Las consecuencias climáticas de la desolación nuclear agudizaron el examen de conciencia entre los líderes de los Anunnaki y llevaron a la necesidad de explicar a las devastadas masas humanas por qué había ocurrido aquello. ¿Había sido cosa del destino, o había sido el resultado de un error de los Anunnaki? ¿Había algún responsable, alguien que tuviera que rendir cuentas?


En las reuniones de los Anunnaki en las vísperas de la calamidad, fue Enki el único que se opuso a la utilización de las armas prohibidas. De ahí la importancia que tuvo para Enki explicar a los supervivientes qué había sucedido en la saga de los extraterrestres que, a pesar de sus buenas intenciones, habían terminado siendo tan destructores. ¿Y quién, sino Ea/Enki, que había sido el primero en llegar y presenciarlo todo, era el más cualificado para relatar el Pasado, con el fin de poder adivinar el Futuro? Y la mejor forma de relatarlo todo era en un informe, escrito en primera persona por el mismo Enki.
Es cierto que hizo una autobiografía, por lo que se deduce de un largo texto (pues se extiende al menos en doce tablillas) descubierto en la biblioteca de Nippur, donde se cita a Enki diciendo:

Cuando llegué a la Tierra, había mucho inundado.
Cuando llegué a sus verdes praderas, montículos y cerros se levantaron a mis órdenes.
En un lugar puro construí mi hogar, un nombre adecuado le di.

Este largo texto continúa diciendo que Ea/Enki asignó tareas a sus lugartenientes, poniendo en marcha su Misión en la Tierra.


Otros muchos textos, que relatan diversos aspectos del papel de Enki en los acontecimientos que siguieron sirven para completar el relato de Enki; entre ellos hay una cosmogonía, una Epopeya de la Creación, en cuyo núcleo se halla el propio texto de Enki, que los expertos llaman La Génesis de Eridú. En ellos, se incluyen descripciones detalladas del diseño del Adán, y cuentan cómo otros Anunnaki, varón y hembra, llegaron hasta Enki en su ciudad de Eridú para obtener de él el ME, una especie de disco de datos donde se hallaban codificados todos los aspectos de la civilización; y también hay textos de la vida privada y de los problemas personales de Enki, como el relato de sus intentos por conseguir tener un hijo con su hermanastra Ninharsag, sus promiscuas relaciones tanto con diosas como con las Hijas del Hombre y las imprevistas consecuencias que se derivaron de todo ello.

El texto del Atra Hasis arroja luz sobre los esfuerzos de Anu por prevenir un estallido de las rivalidades Enki-Enlil al dividir los dominios de la Tierra entre ellos; y los textos que registran los acontecimientos que precedieron al Diluvio reflejan casi palabra por palabra los debates del Consejo de los Dioses sobre la suerte de la Humanidad y el subterfugio de Enki conocido como el relato de Noé y el arca, relato conocido sólo por la Biblia, hasta que se encontró una de sus versiones originales mesopotámicas en las tablillas de la Epopeya de Gilgamesh.


Las tablillas de arcilla sumerias y acadias, las bibliotecas de los templos babilónicos y asirios, los «mitos» egipcios, hititas y cananeos, y las narraciones bíblicas forman el cuerpo principal de memorias escritas de los asuntos de dioses y hombres. Y por primera vez en la historia, este material disperso y fragmentado ha sido reunido y utilizado, de la mano de Zecharia Sitchin, para recrear el relato presencial de Enki, los recuerdos autobiográficos y las penetrantes profecías de un dios extraterrestre.


Presentado como un texto que hubiera dictado Enki a un escriba escogido, un Libro Testimonial para ser desvelado en el momento apropiado, trae a la mente las instrucciones de Yahveh al profeta Isaías (siglo vii a.C):

Ahora ven,
escríbelo en una tablilla sellada,
grábalo como un libro;
para que sea un testimonio hasta el último día,
un testimonio para siempre.
Isaías 30,8

Al tratar del pasado, el mismo Enki percibió el futuro. La idea de que los Anunnaki, ejercitando el libre albedrío, eran señores de su suerte (así como de la suerte de la Humanidad) desembocó, en última instancia, en la constatación de que se trataba de un Destino que, después de todo lo dicho y hecho, determinaba el curso de los acontecimientos; y, por tanto, como reconocieron los profetas hebreos, lo Primero será lo Último.


El registro de los acontecimientos dictado por Enki se convierte, así pues, en el fundamento de la Profecía, y el Pasado se convierte en Futuro.

Regresar al Índice


ATESTACIÓN

Palabras de Endubsar, escriba maestro, hijo de la ciudad de Eridú, sirviente del señor Enki, el gran dios.

En el séptimo año después de la Gran Calamidad, en el segundo mes, en el decimoséptimo día, fui citado por mi maestro el Señor Enki, el gran dios, benévolo creador de la Humanidad, omnipotente y misericordioso.


Yo estaba entre los supervivientes de Eridú que habían escapado a la árida estepa cuando el Viento Maligno se estaba acercando a la ciudad.


Y vagué por el desierto, buscando ramas secas para hacer fuego. Y miré hacia arriba y he aquí que un Torbellino llegó desde el sur. Tenía un resplandor rojizo, y no hacía sonido alguno. Y cuando tocó el suelo, salieron de su vientre cuatro largos pies y el resplandor desapareció. Y me arrojé al suelo y me postré, pues sabía que era una visión divina.


Y cuando levanté mis ojos, había dos emisarios divinos cerca de mí.


Y tenían rostros de hombres, y sus vestidos brillaban como metal bruñido. Y me llamaron por mi nombre y me hablaron, diciendo: Has sido citado por el gran dios, el señor Enki. No temas, pues has sido bendecido. Y estamos aquí para llevarte a lo alto, y llevarte hasta su retiro en la Tierra de Magan, en la isla en medio del Río de Magan, donde están las compuertas.


Y mientras hablaban, el Torbellino se elevó como un carro de fuego y se fue. Y me tomaron de las manos, cada uno de ellos de una mano. Y me elevaron y me llevaron velozmente entre la Tierra y los cielos, igual que se remonta el águila. Y pude ver la tierra y las aguas, y las llanuras y las montañas. Y me dejaron en la isla, ante la puerta de la morada del gran dios. Y en el momento en que me soltaron de las manos, un resplandor como nunca había visto me envolvió y me abrumó, y caí al suelo como si hubiera quedado vacío del espíritu de vida.


Mis sentidos vitales volvieron a mí, como si despertara del más profundo de los sueños, por el sonido de mi nombre al llamarme. Estaba en una especie de recinto. Estaba oscuro, pero también había un aura. Entonces, la más profunda de las voces pronunció mi nombre otra vez.


Y, aunque pude escucharla, no hubiera sabido decir de dónde venía la voz, ni pude ver quién era el que hablaba. Y dije, aquí estoy.


Entonces, la voz me dijo: Endubsar, descendiente de Adapa, te he escogido para que seas mi escriba, para que pongas por escrito mis palabras en las tablillas.


Y de pronto apareció un resplandor en una parte del recinto. Y vi un lugar dispuesto como el lugar de trabajo de un escriba: una mesa de escriba y un taburete de escriba, y había piedras finamente labradas sobre la mesa. Pero no vi tablillas de arcilla ni recipientes de arcilla húmeda. Y sobre la mesa sólo había un estilo, y éste relucía en el resplandor como no lo hubiera podido hacer ningún estilo de caña.


Y la voz volvió a hablar, diciendo: Endubsar, hijo de la ciudad de Eridú, mi fiel sirviente. Soy tu señor Enki. Te he convocado para que escribas mis palabras, pues estoy muy turbado por la Gran Calamidad que ha caído sobre la Humanidad. Es mi deseo registrar el verdadero curso de los acontecimientos, para que tanto dioses como hombres sepan que mis manos están limpias. Desde el Gran Diluvio, no había caído una calamidad tal sobre la Tierra, los dioses y los terrestres. Pero el Gran Diluvio estaba destinado a suceder, no así la gran calamidad. Ésta, hace siete años, no tenía que haber ocurrido. Se podía haber evitado, y yo, Enki, hice todo lo que pude por impedirla; pero, ¡ay!, fracasé. ¿Y fue hado o fue destino?

El futuro juzgará, pues al final de los días un Día del Juicio habrá. En ese día, la Tierra temblará y los ríos cambiarán su curso, y habrá oscuridad al mediodía y un fuego en los cielos por la noche, será el día del regreso del dios celestial. Y habrá quien sobreviva y quien perezca, quien sea recompensado y quien sea castigado, dioses y hombres por igual, en ese día se descubrirá; pues lo que venga a suceder, por lo que ha sucedido será determinado; y lo que estaba destinado, en un ciclo será repetido, y lo que fue fruto del hado y ocurrió sólo por la voluntad del corazón, para bien o para mal vendrá a ser juzgado.


La voz cayó en el silencio; después, el gran señor habló de nuevo, diciendo: Es por esta razón que contaré el relato veraz de los Principios y de los Tiempos Previos y de los Tiempos de Antaño; pues, en el pasado, el futuro se halla oculto. Durante cuarenta días y cuarenta noches, yo hablaré y tú escribirás; cuarenta será la cuenta de los días y las noches de tu trabajo aquí, pues cuarenta es mi número sagrado entre los dioses. Durante cuarenta días y cuarenta noches, no comerás ni beberás; sólo esta onza de pan y agua tomarás, y te mantendrá durante todo tu trabajo.


Y la voz se detuvo, y de pronto apareció un resplandor en otra parte del recinto. Y vi una mesa y, sobre ella, un plato y una copa. Y me levan te para ir allí, y había pan en el plato y agua en la copa.


Y la voz del gran señor Enki habló de nuevo, diciendo: Endubsar, come el pan y bebe el agua, y te mantendrás durante cuarenta días y cuarenta noches. E hice como me indicó. Y después, la voz me indicó que me sentara ante la mesa de escriba, y el resplandor se intensificó allí. No pude ver ninguna puerta ni abertura donde me encontraba, sin embargo el resplandor era tan fuerte como el del sol del mediodía.


Y la voz dijo: Endubsar el escriba, ¿qué ves?


Y miré y vi el resplandor que iluminaba la mesa, las piedras y el estilo, y dije: Veo unas tablillas de piedra, y su tono es de un azul tan puro como el cielo. Y veo un estilo como nunca antes había visto, su cuerpo no parece de caña, y su punta tiene la forma de una garra de águila.


Y la voz dijo: Son éstas las tablillas sobre las cuales inscribirás mis palabras. Por expreso deseo mío, se han tallado del más fino lapislázuli, cada una de ellas con dos caras lisas. Y el estilo que ves es la obra de un dios, el cuerpo está hecho de electro y la punta de cristal divino. Se adaptará firmemente a tu mano, y te será tan fácil grabar con él como marcar sobre arcilla húmeda. En dos columnas inscribirás la cara frontal, en dos columnas inscribirás el dorso de cada tablilla de piedra. ¡No te desvíes de mis palabras y mis declaraciones!


Y hubo una pausa, y yo toqué una de las piedras, y sentí su superficie como una piel lisa, suave al tacto. Y tomé el estilo sagrado, y lo sentí como una pluma en mi mano.


Y, después, el gran dios Enki comenzó a hablar, y yo empecé a escribir sus palabras, exactamente como las decía. A veces, su voz era fuerte; a veces, casi un susurro. A veces, había gozo u orgullo en su voz; a veces, dolor o angustia. Y cuando una tablilla quedaba inscrita en todas sus caras, tomaba otra para continuar.


Y cuando fueron dichas las últimas palabras, el gran dios se detuvo, y pude escuchar un gran suspiro. Y dijo: Endubsar, mi sirviente, durante cuarenta días y cuarenta noches has anotado fielmente mis palabras. Tu trabajo aquí ha terminado. Ahora, toma otra tablilla, y en ella escribirás tu propia atestación; y al final de ella, como testigo, márcala con tu sello; y toma la tablilla y ponla junto con las otras en el cofre divino; pues, en el momento designado, los escogidos vendrán hasta aquí y encontrarán el cofre y las tablillas, y sabrán todo lo que yo te he dictado a ti; y que el relato veraz de los Principios, los Tiempos Previos, los Tiempos de Antaño y la Gran Calamidad será conocido en lo sucesivo como Las Palabras del Señor Enki. Y habrá un Libro de Testimonios del pasado, y un Libro de dicciones del futuro, pues el futuro en el pasado se halla, y lo primero también será lo último.


Y hubo una pausa, y tomé las tablillas y las puse una a una en el orden correcto dentro del cofre. Y el cofre estaba hecho de madera de acacia con incrustaciones de oro en el exterior.


Y la voz de mi señor dijo: Ahora, cierra la tapa del cofre y fija el cierre. E hice como se me indicó.


Y hubo otra pausa, y mi señor Enki dijo: Y en cuanto a ti, Endubsar, con un gran dios has hablado y, aunque no me has visto, en mi presencia has estado. Por tanto, estás bendecido, y serás mi portavoz ante el pueblo. Los amonestarás para que sean justos, pues en ello estriba una buena y larga vida. Y los confortarás, pues en el plazo de setenta años se reconstruirán las ciudades y las cosechas volverán a crecer. Habrá paz, pero también habrá guerras. Nuevas naciones se harán poderosas, reinos se elevarán y caerán. Los dioses de antaño se apartarán, y nuevos dioses decretarán los hados. Pero al final de los días prevalecerá el destino, y ese futuro se predice en mis palabras acerca del pasado. De todo ello, Endubsar, a la gente le hablarás.


Y hubo una pausa y un silencio. Y yo, Endubsar, me postré en el suelo y dije: Pero, ¿cómo sabré qué decir?
Y la voz del señor Enki dijo: Habrá señales en los cielos, y las palabras que tengas que pronunciar vendrán a ti en sueños y en visiones. Y, después de ti, habrá otros profetas escogidos. Y al final, habrá una Nueva Tierra y un Nuevo Cielo, y ya no habrá más necesidad de profetas.


Y, entonces, se hizo el silencio, y las auras se extinguieron, y el espíritu me dejó. Y cuando recobré los sentidos, estaba en los campos de los alrededores de Eridú.

Sello de Endubsar, escriba maestro