viernes, abril 06, 2007

Reflexion

El único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda, y que nos acompaña hasta la muerte es el amor propio. porsupuesto De Oscar Wilde