martes, abril 04, 2006

CHAPALA JALISCO su historia


Construídos entre las dos primeras décadas del - 1913 y 1920
El Palacio Municipal y la antigua Estación del primer y único servicio de ferrocarril que operó y que comunicó a Chapala a través de la ciudad de Guadalajara hacia el norte del país, y a través de la Ciudad de México con el resto del mundo. Ese edificio representa el despegue de la Gran Epoca de la ribera chapalica, cuando la alta sociedad se daba cita en fines de semana y sobre todo en la Semana Mayor y las Pascuas Decembrinas.

Con la introducción del Ferrocarril, se proporcionaron mejores alternativas tanto para el desarrollo económico de y para la población, como para realizar un "paseo de placer y no de sacrificio", pues el ferrocarril era mas cómodo que las primeras diligencias que tardaban 12 horas, o los autobuses "Wichita" de llantas sólidas y que tardaban 5 horas mínimo en recorrer la distancia que el ferrocarril cubría en solo 3 de Guadalajara al "simpático balneario de Chapala".

Actualmente, el acceso desde cualquier punto del país es fácil y rápido por vía terrestre y aérea, pues Chapala y su ribera dista a solo 20 minutos del aeropuerto internacional de Guadalajara, de igual forma el autopista Guadalajara-Chapala se conecta con las vías hacia la Ciudad de México y el norte del país; hacia la costa de Vallarta y el sur de Jalisco, además de Michoacán y el sur de México por el Pacífico. En el área de servicios turísticos, su infraestructura hotelera ofrece alternativas desde 2 a 5 estrellas, además de un buen número de bares y restaurantes para disfrutar de la rica comida mexicana e internacional; cafeterías, instituciones bancarias y casas de cambio.

Dentro del embalse se localizan dos islas, una conocida como la Isla de los Alacranes, frente a Chapala donde además del paisaje también se puede disfrutar de nuestra gastronomía; la otra, la Isla de Mezcala, frente al poblado del mismo nombre, al oriente del municipio de Chapala, es donde se encuentran las ruinas del baluarte sometido durante el movimiento de la Independencia de México entre 1812 y 1816, el cual representa una de las cuatro fortificaciones que, junto a la de San Juan de Ulúa en Veracruz, San Diego en Acapulco y el Castillo de Chapultepec, aún existen en el país.

Entre las festividades locales de mayor importancia se destaca el Carnaval, generalmente en el mes de febrero, siendo la fiesta popular mas importante que se inicia con el tradicional "entierro del mal humor", el desfile con carros alegóricos, comparsas y disfraces, siguiendo las "serenatas" en la Plaza Principal en honor de la Reina de los Festejos y la coronación del Rey Feo. Una de las costumbres de los lugareños, además de participar en la comparsa al final de la tarde de toros, es la de quebrar cascarones rellenos de anilina, asímismo se regalan claveles a las damas.

Otro aspecto que llama mucho la atención, son los juegos pirotécnicos, que se convierten en toda una competencia entre los gremios participantes, para destacar con el "mejor castillo" y "el mejor torito". Las competencias deportivas, a la par de la charreadas, las carreras de burros, las carreras de meseros, los concursos de comparsas, los carros alegóricos y los bailes de disfraces también dan lucimiento a esta fiesta popular.

El Patrono principal de la población es San Francisco de Asís, y en su honor, entre finales de septiembre y principios de octubre se celebran las Fiestas Patronales, con un novenario que culmina el 4 de octubre. La comunidad participa solemnemente en peregrinaciones organizadas por los distintos barrios, finalizando éstas en el atrio de la Parroquia de San Francisco de Asís. En esta festividad, también se pueden apreciar juegos pirotécnicos, así como verbenas populares en la Plaza Principal.

A partir de 1995, el mes de noviembre está reservado para la Fiesta Conmemorativa de los orígenes e Historia de la población, con un despliegue de eventos de carácter cultural para toda la familia y para todos los gustos, enmarcando de esta forma la celebración más importante de la ciudad.

Con todos estos atractivos, nuestra ribera lo invita a disfrutar de la armonía de los elementos de la naturaleza, en donde la arquitectura contrasta con el paisaje.

¡Chapala, siempre cerca de ti!

1 comentario:

pato dijo...

Hola Lupita , hace 23 años que no voy a Chapala . Era maravilloso acercarse a la orilla y sentir " olas " hoy por la tv veo con tristeza que nos hemos acabado su gran lago . Saludos . Rosi .
http://espacios-cultura http://simplementeamimanera